Notícias

Silvio Da-Rin: inspeccionando el terrorismo de Estado

Foto Daniel Guillamet
Foto Daniel Guillamet

Ex-secretário Nacional del Audiovisual del Ministerio de Cultura y con una extensa carrera en más de 150 películas y dirección en 14, el cineasta Silvio Da-Rin vino al FAM con Missão 115, que retoma y actualiza el atentado terrorista frustrado que militares ejecutarían durante un show en Riocentro en Rio de Janeiro, en 1981. El acto era parte de una serie de 36 atentados para provocar pánico en la población, culpar comunistas y conseguir apoyo para la continuidad de la dictadura militar en el país. Con documentación de la Comisión Nacional de la Verdad, archivos oficiales, entrevistas con agentes del grupo secreto que llevaba a cabo las acciones y amplia investigación, traza los caminos del terrorismo de Estado. Su película participó de la Muestra Doc-FAM y dio también una concurrida conferencia sobre documental.

FAM – ¿Cómo empieza tu largo envolvimiento con el tema de Missão 115?

Silvio Da-Rin - Fue un proyecto adorado por muchos años, a fines de abril de 1981 vi la noticia del atentado con bomba, que estalló en el regazo de un sargento del DOI-CODI en un show del día 1º de mayo, en que había 18 mil personas. La seguridad fue dispensada, las salidas cerradas, las bombas explotarían en el escenario, sería una tragedia. Me impresionó la osadía de quien había cometido aquello, seguí el desdoblamiento de las averiguaciones policial-militar dirigido por el Ejército, convencido de que era un tema para el documental, que nadie hacía. Por fin ganamos un concurso del BNDES, de R$ B500 mil, y realizamos la película

FAM – ¿Cómo ves y aboradas el trabajo de la Comisión de la Verdad?

Da-Rin - La Comisión Nacional de la Verdad fue un iniciativa un poco tardía pero importantísima en Brasil. Vimos a la presidente Dilma Roussef recibiendo el informe, prometiendo que el gobierno iba a investigarlo, fue un documento oficial que muestra números, 434 muertes o desaparecimientos, 1,8 mil personas torturadas, 20 mil sesiones de tortura, prisiones. Un trabajo formidable de producir un registro oficial. Brasil estaba muy atrasado en relación a Chile, Argentina, Uruguay, todos los países del Cono Sur ya habían hecho sus Comisiones de la Verdad, en algunos casos hubo castigos. Jorge Rafael Videla, general golpista de Argentina, estuvo preso hasta el fin de su vida. En Brasil fue un poco diferente, se pactó una amnistía, una solución bien brasileña, bien conciliatoria, para bien y para mal.

FAM – ¿Y cuál es tu posición sobre la revisión de la Amnistía? ¿Qué vuelve a la película contemporánea?

Da-Rin -
Tenemos opiniones diferentes de participantes de la película sobre derogar o rever la Ley de Amnistía, sobre qué hacer para que aquellos que cometieron crímenes contra la humanidad puedan responder por su actos. Este es un momento muy complicado, el periodista Luiz Maklouf lanzó recientemente el libro “Do cadete ao capitão”, donde queda demostrado que el actual presidente de la República fue desvinculado de las Fuerzas Armadas en un contexto en que era acusado de un acto terrorista, en una operación que pretendía estallar la represa de Ribeirão das Lajes, que alimenta el Grande Rio. Entonces no es un momento oportuno para rever la Amnistía, la propia comisión está con sus trabajos paralizados, pero la historia continúa sucediendo, lo que estamos viendo en el país es bastante grave pero continuamos en la vocación democrática del pueblo brasileño, seguros de días mejores.

El documental está dividido en tres partes, la primera explora el grupo secreto, sujeto de la película, aquellos que cometieron los actos terroristas, la segunda es el accidente, la explosión accidental y la tercera es la impunidad. La película estaría incompleta, poco actual si no avanzara a una discusión de la Ley de Amnistía, la instalación de la Comisión de la Verdad, que se multiplicó en las provincias, los municipios, en las universidades, estaba examinando la tierra, discusión de proceso que llevó a juicio político a la presidente Dilma, un episodio presidido por Eduardo Cunha, preso un poco después. Si no quedaría histórico, solamente vuelto al pasado, es necesario darse cuenta de la contemporaneidad política de Brasil. Recomiendo que vayan a ver Bacurau, una película que trata de manera alegórica lo que está pasando en el país, todo brasileño debería verla.

El 23º Florianópolis Audiovisual Mercosur tuvo el auspicio del Banco Regional del Desarrollo del Extremo Sur - BRDE, Fundo Setorial del Audiovisual - FSA, Agencia Nacional del Cine - Ancine, con realización de la Asociación Cultural Panvision, Muringa Producciones Audiovisuales, Secretaría Especial de la Cultura, Ministério de la Ciudadania, Pátria Amada Brasil, Gobierno Federal.

Similar posts

Parceiros