Notícias

La continuidad y el rompecabezas de la ficción audiovisual

Silvina Obregón. Foto Daniel Guillamet
Silvina Obregón. Foto Daniel Guillamet

 La primera vez que entró en un set de filmación, empezando en la profesión, Silvina Obregón fue a trabajar junto a un continuista que iría a capacitarla, pero el sujeto se fue y al dia siguiente se quedó sola teniendo que aprender en la práctica. “Mi aprendizaje fue en la base de la prueba y error, porque en la continuidad uno lucha con una cantidad enorme de información, y hasta entrar en el sistema lleva un tiempo”, dijo la profesora, comunicadora audiovisual y publicista argentina, que desde 2005 trabaja como continuista para cine, televisión y publicidad, en el taller “La construcción de la continuidad en una historia audiovisual de ficción”, realizada la tarde de este sábado, en el Foro Audiovisual Mercosur que sucede junto con el FAM 2018, en el Centro de Cultura y Eventos de la UFSC.
 
 Silvina da clases de Teoría del Lenguaje Audiovisual y Teoría de la Crítica Audiovisual en la Faculdad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata, y trabajó en largos como Viaje a la Luna, de Joaquín Cambrem, y Witch, de Marcelo Paez Cubbels, y en Pol-ka Producciones, la principal productora de televisión y cine de Argentina. Ella cita a la investigadora mexicana Mariana Gironella para explicar que la continuidade es “la memoria escrita de un rodaje”, la espina dorsal de un relato audiovisual de ficción.

 Según Silvina, la tarea del continuista exige estar en contacto con todas las áreas involucradas en la producción, del electricista que apaga y enciende la luz en el momento exacto en el que el actor apreta el interruptor al director que resuelve adoptar este o aquel plano. “Por razones de producción, no se filma en orden de guión, entonces la continuidad se encarga de montar ese rompecabezas de la filmación, haciendo con que todas las piezas se unan en el final”, dijo.
De acuerdo con ella, el espacio de trabajo del cine es bidimensional, pero el continuista precisa estar atento al que está fuera del campo cinematográfico, a aquello que no aparece en el cuadro. “El trabajo sobrepasa el plano del espacio cinematográfico, que emerge en el espacio virtual creado por el encuadre, por el movimiento de cámara y por el montaje. La unión de esos planos es lo que monta la historia de ficción”, afirmó.

 Silvina habló sobre los tres tipos de continuidad (de movimiento, de espacio y de tiempo), sobre la importancia de mantener un orden en el rodaje y sobre la importancia del continuista construir buenas relaciones con todos con quien trabaja, principalmente con los directores, asistentes de dirección, directores de fotografía, contrarreglas y directores de arte. Mostró también ejemplos de planillas y programas utilizados para marcación y anotación de todos los elementos e informaciones que entran en una producción (días dramáticos, escenas de interior/exterior, día/noche, escenarios, acción, personajes, decoración, vestuario, maquillaje, efecto especial, tipo de lente, tiempo estimado).

 “El continuista es quien hace la conexión entre la dirección y el montaje. Si la información no es adecuada, se pierde tiempo y dinero de producción. Por eso, tal vez, en los comienzos de Hollywood, eso era tarea de las secretarias. Hoy, en los Estados Unidos, esa función recibe el nombre de supervisor de guion”, dijo Silvina que, mismo con la tecnología de los programas y planillas, prefiere trabajar con el guion en papel, donde anota y marca con colores, signos y dibujos, cada información que necesita incluir en el texto para hacer su trabajo. “Un buen continuista optimiza la cualidad de la producción”, destacó.

 El 22º Florianópolis Audiovisual Mercosur tiene el patrocinio del Funcultural, Fundación Catarinense de Cultura, Secretaria del Estado de Turismo, Cultura y Deportes, Gobierno del Estado de Santa Catarina, del Banco Regional del Desarrollo del Extremo Sur – BRDE - , Fondo Sectorial del Audiovisual – FSA -, Agencia Nacional de Cinema - Ancine - , con apoyo de la Secretaria de Cultura y Arte de la Universidad Federal de Santa Catarina y realización Asociación Cultura Panvision, Muringa Producción Audiovisual, Ministerio de Cultura y Gobierno Federal.

Apoio