Notícias

Panel destacó el WCF, fondo alemán para producciones audiovisuales

Foto Daniel Guilhamet
Foto Daniel Guilhamet

El último panel en línea del ECM+LAB en el FAM presentó el World Cinema Fund, vinculado al Berlinale, con la participación de Isona Admetlla y Mauro Garcia, presidente de la Bravi, y presentación de la directora de Programación del FAM, MarilhaNaccari.

Mauro García habló del círculo virtuoso de la política pública de fomento en los últimos años, “no obstante desde el final de 2018 vivimos un momento desgastante, con muchos obstáculos. La cuestión es que el fomento público es inductor, atrae al capital privado”, ponderó. También habló de la iniciativa BrazilianContent, proyecto internacional de la BRAVI y Cinema do Brasil, y del Show me thefund, mapeo de alternativas de financiamiento, realizado en sociedad con el Projeto Paradiso, que reúne 50 oportunidades de fondos y concursos, muchos no conocidos por la mayoría de los productores, pero que aceptan proyectos brasileños. El WCF está detallado en el tercer volumen de esta colección, que se puede acceder en el sitio www.showmethefund.co.

Isona explicó que el WCF es un fondo pequeño, sin embargo existe desde 2004, una iniciativa de Berlinale y fundación alemana para la cultura, con socios en la Unión Europea y el Instituto Goethe, entre otros. El apoyo está dirigido a la coproducción, distribución y proyección de ficción, documental y proyectos audiovisuales transmedial que tengan estética innovadora y narrativas regionales, con potencial para alcanzar audiencia internacional. Acepta proyectos de América Latina y el Caribe y de varias regiones, como de países africanos, lugares donde la industria cinematográfica está menos desarrollada. Hay también un premio de ayuda para la proyección en Alemania.

Según ella, el área más importante es el apoyo a la producción, con dos convocatorias al año. Si el proyecto fuera contemplado, es necesario incluir una productora alemana y posteriormente devolver parte de los recursos al fondo, a fin de fortalecerlo. El WCF presta esa asesoría para encontrar productoras alemanas que serán coproductoras minoritarias, y que precisan estar sugeridas cuando se presenta el proyecto. Otro requisito es que los directores involucrados deben tener nacionalidad en el país de origen de los proyectos.

Una de las novedades recientes es el Premio Audience Design Award, que promueve conexión con la audiencia en el comienzo de las producciones, desde el guion, ya ha sido realizado un piloto este año en Belo Horizonte.

“El WCF no es el primer recurso, que muchas veces es la parte más difícil de todas, pero apoyamos proyectos que van madurando en mercados. El contrato se firma cuando se concluye la financiación. No es un fondo de desarrollo como Ibermedia”, explicó. Observó también que, a pesar de la crisis económica en últimos años, hay un crecimiento de la industria audiovisual en varios países, y trajo el ejemplo del éxito del Bolívia Lab. “Con la pandemia, este año tenemos un panorama difícil, mucho se paralizó, pero fondos gubernamentales están siendo reactivados también.”

La curaduría de los proyectos pasa inicialmente por un filtro técnico para saber si son elegibles, seguida de preselección de hasta 25 proyectos que van entonces a los jurados. Isona recordó que los proyectos son enviados de muchas formas. “Son teasers o pocas páginas muy bien escritas, y una vez recibí de un proyecto brasileño una maleta vieja de feria americana con muchas fotos sobre la película adentro, y fue el comienzo de una trayectoria de mucho cariño y amistad. Lo importante es que el proyecto muestre su alma”.
 

Parceiros

Famdetodos Patrocinio