Notícias

Debates sensibles y reflexivos en el FAM 2020

Celso dos Santos y Marilha Naccari durante el debate con Martín Weber
Celso dos Santos y Marilha Naccari durante el debate con Martín Weber

Del descubrimiento sobre la vida, a los 10 años, a la búsqueda de un hijo esclavizado en el Brasil actual. Las historias que los realizadores cuentan rinden charlas profundas

“Arte es todo aquello que el ser humano hace buscando lo bello". Esta es una de las frases que se destacan en la película Da Cor do Céu Sem Nuvens, de Helena Guerra, que estuvo presente el quinto día del FAM 2020, este martes (29), penúltimo día del evento. La frase trae una idea de uno de los pilares que el Festival de Cine de Florianópolis - uno de los mayores de América do Sur - busca reforzar hace 24 años, la belleza del séptimo arte para reflexionar, identificar diferentes culturas, valorizar la cultura de esta parte del mundo y ampliar horizontes. No en vano, los días de debates sobre las películas son sensibles y repletos de contenido.

Hoy, no fue diferente. Además de Helena, los realizadores Martín Weber director de Mapa de Sueños Latinoamericanos, Daphine Xavier y Zara Dobura, respectivamente directora y actriz de Zara, Renato Barbieri, director de Pureza, y Cíntia Domit Bittar, directora de Baile, charlaron con Marilha Naccari, directora de programación del FAM, y Celso dos Santos, director general e idealizador del evento, mediados por el equipo de comunicación. El público también puede participar con preguntas y, todo indica que, el anhelo es que el debate dure más de una hora.

La charla se dio con un tema pertinente a los debates, el ser mujer. En Da Cor do Céu Sem Nuvens, la reflexión por cuenta del maniquí que trabaja en una tienda de ropas en el centro de San Pablo y, mientras se prepara para un gran discurso, observa a las mujeres que pasan por la vidriera a lo largo del día. En este (no) movimiento, reflexiona sobre el comportamiento humano y lo que es ser mujer actualmente. Helena contó que, a raíz del tema de la película, en algunos momentos sintió dificultades en trabajar con hombres, entre ellos su hermano, durante la producción de la película.

Una dificultad parecida con esta, pero quizás más profunda, encontraron Daphine y Zara al filmar el corto del mismo nombre de la actriz. Daphine contó que desde la idea hasta la finalización, el cortometraje se fue amoldando a la historia que estaba siendo construida en conjunto con el personaje principal. El gran objetivo era mostrar la rutina de una profesional, artista trans mientras pasaba por la transformación. De acuerdo con Zara, la expectativa de vida de una persona trans es de 36 años y, por esta realidad, es muy importante la representatividad de una artista trans estar en una película en que el espectador puede acompañar la transformación del rostro de la persona. “Necesité exponerme bastante, pero estoy expuesta todos los días. Si esto sirve para humanizar la imagen que las personas tienen de cuerpos trans, es un gran avance", afirmó Zara.

Quien también ya empieza a darse cuenta de algunas inquietudes acerca de lo femenino es el personaje principal de Baile, Andréa, de 10 años, que vive con su madre y la abuela. Y en un paseo de escuela aprende, también, sobre la vida. A partir de una pregunta del público, Cintia explicó sobre haber elegido filmar un cortometraje en 3x4, una idea sugerida durante una reunión, que debido a las locaciones terminó siendo el mejor formato. La directora explica que apenas una escena fue rodada en 16x9, la que Andrea está en la Asamblea Legislativa de Santa Catarina, porque tiene un significado conceptual más allá de la estética. Refleja el sistema de gobierno que viven Andrea y su familia, así como sobre cómo (y por quién) se rigen sus vidas.
Una curiosidad del trabajo con la actriz Emily de Jesus, quien hace de Andrea, fue que en la primera prueba, habló muy bajito pero Cintia sintió que la mirada de ella mostraba más de lo que estaba entregando. Entonces, en la segunda prueba, Emily dijo que antes estaba “solo conociendo a Cíntia”. Luego de la segunda prueba, Emily pasó y participó de un curso rápido para niños, con la propia Cintia, con el objetivo de facilitar la comunicación en el set, garantizando que todo el equipo sepa cómo es el trabajo por detrás de las cámaras. “Al final, Emily ya quería chocar la claqueta, porque realmente entendió cómo es trabajar con cine", dijo Cíntia.

Interpersonal
La relación posible de ser trazada entre las personas es el tema que impregna el documental dirigido por Martín Weber, director de Mapa de Sueños Latinoamericanos. Martín dijo que empezó a sacar fotos de personas que no sobresalían en los vehículos de comunicación de Argentina, durante el gobierno militar del país, durante la secundaria. Años después, ya fotógrafo profesional, cuando retomó esas fotografías, empezó a imaginar cuál habría sido el futuro de esas personas y, por eso, empezó a querer darle a las personas de las fotos el poder de contar sus historias. Así, entre los años 1992 y 2013, viajó de la Patagonia hasta Tijuana buscando las historias de esos personajes, pidiéndole a las personas que escriban sus sueños y esperanzas en un pizarrón y transformó esa aventura en una película.

Martín todavía cuestiona: “¿el lugar en que estamos es el lugar en que queríamos estar? Algunos sueños son realizados, otros no, pero lo importante es soñar", concluyó el director que está escribiendo la próxima película, un largo que también tendrá historias que le pasaron durante estos años de viajes.

Por cierto, historia es lo que falta en los 12 años que Renato Barbieri dedicó a la realización de Pureza que, conforme resumió Marilha, “es una película que mueve todos los sentimientos". No sería para menos, el largo es un trabajo híbrido entre documental y ficción que cuenta la historia real de Pureza, una mujer muy simple del interior de Brasil, que se lanza al mundo en una peligrosa jornada para tratar de encontrar a su hijo, víctima de trabajo esclavo contemporáneo en una hacienda en las profundidades de la Amazonia.

La actriz Dira Paes fue quien hizo el personaje principal de la película. De acuerdo con Renato, la intención era trabajar con una actriz que realmente estuviera comprometida con cuestiones humanistas. "La elección fue muy acertada, porque además de una excelente actriz, Dira es cabloca y presidente del Movimiento Humanos Direitos que, entre otras acciones, combate el trabajo esclavo en Brasil", observó el director. Él contó que las grabaciones de Pureza se realizaron en los lugares en que pasaron las historias y esa energía de estar en el mismo lugar es muy fuerte para el trabajo del artista, más aún para quien encarna el personaje.

“La mayoría de la sociedad brasileña cree que la esclavitud acabó en 1908, pero en este momento, miles de personas son esclavizadas en el país, teniendo todos sus derechos arrancados. Es necesario que las personas de den cuenta de que este es un problema serio y actual", concluyó Renato.

Los debates suceden todos los días, siempre a las 16h y mañana (30), será el último día de debate que puede ser seguido por el público en la plataforma Innsaei.tv o en YouTube FAM de Todos.

EL 24ª Florianópolis Audiovisual Mercosur está producido con la Ley de Incentivo a la Cultura, apoyo Celesc y Engie, con auspicio del Premio Catarinense de Cine, Fundación Catarinense de Cultura, Gobierno del Estado de Santa Catarina, BRDE, FSA, Ancine; y realización de la Asociación Cultural Panvision, Muringa Producciones Audiovisuales, Secretaría Especial de Cultura, Ministerio de Turismo, Patria Amada Brasil, Gobierno Federal.
 

Parceiros

Famdetodos Patrocinio