Entrevistas

El alma de la animación catarinense

Aline Belli. Foto Nathan Azenha
Aline Belli. Foto Nathan Azenha

A Alma do Negócio, de Rubens Belli, corto que parte de la serie Boris e Rufus, una producción de la Belli Studio, de Blumenau, será exhibido en las muestras Cortos Catarinense y Infantojuvenil. La animación fue finalista del Gran Premio de Cine Brasileño. Bóris es un perro y Rufus un “furão”, los dos viven con un niño y otros animales. La productora Belli Studio también animó la serie Peixonauta. En la entrevista, la productora Aline Belli habla sobre como es realizar animación infantil localmente, tras el mercado dominado por grandes productoras internacionales.

FAM - Cómo fue llegar a finalista del Gran Premio de Cine Brasileño, ustedes ya tenían reconocimiento por la serie Peixonauta?

Aline Belli - Fue una alegría ser finalista del Gran Premio ya en la primera temporada. Boris y Rufus estrenó en la DisneyXD en enero de 2018 y estamos trabajando mucho para tornar la serie conocida por los niños y niñas de Brasil y latinoamérica. Irmão do Jorel, por ejemplo, ya tiene tres temporadas, más de 78 episodios y ya lleva años en el are.

Nosotros ya tuvimos la oportunidad de trabajar animando series bacanes como Peixonauta, Meu Amigãozão, Patati, Patatá, pero esa fue la primera vez que trabajamos en un material desde el concepto inicial hasta la finalización del archivo. Y después de entregada, el trabajo sigue fuerte para movimentar ventas en otros canales en Brasil y también en el licenciamiento de productos. Son desafíos grandes para productores brasileños que tienen presupuestos reducidos para todas las fases de producción y necesitan invertir también en marketing y comunicación.

FAM - Que sirvió de inspiración para la composición de los personajes de la historia? Cual es el retorno de la audiencia infantil?

AB - La serie Boris y Rufus es compuesta por diversos cortos independientes y tenemos también un especial de navidad de 22 minutos, un minutaje distinta de lo que está siendo exhibido en la muestra. Alma do Negócio tiene una mirada para los excessos de publicidad, del imagene que la gente ve proyectada y una provocación: que es que hay por detrás? Ese, en especial, fue premiado en el festival Chilemonos en Chile. Presentamos como parte de la serie Boris y Rufus a los niños que votaran, entre 12 otros trabajos, Boris y Rufus como la mejor serie latinoamericana por el júri popular de 2018.

FAM - Que es que ya tenemos y que es lo que aún no falta para desarrollar más la animación en Santa Catarina y en Brasil?

AB - La Belli Studio tiene 20 años de caminata. Empezamos en 1999 ilustrando y colorizando libros infantiles. En paralelo, haciendo experiencias en animación 2D como Aventuras na Ilha da Magia, vencedor del Prémio Cinemateca Catarinense. A partir de 2006 comenzamos a bucear en series haciendo 21 EPs para el Betinho Carreiro, buscando conocer el mercado nacional y internacional, haciendo series para que fuesen vendidas con libros infantiles y DVDs. Pero, la gran virada para el mercado brasileño ocurrió a partir de 2011, con la Ley 12.485 y la cuestión de las cuotas para las cadenas de cabo - donde un trocito de la programación de cada uno debería ser compuesto por producciones brasileñas independientes. Eso hizo con que ejecutivos de cadenas internacionales empiezen a recibir los productores brasileños y abrió las puertas para que nuestro trabajo lograse ganar el mundo.

Antes de esta fecha, la gente llegaba en un evento internacional y un player de otro país no entendía cómo es que una serie había sido desarrollada y producida sin tener una cadena de TV parcera en Brasil, sin haber sido exhibida en Brasil, pues eso no es común en el extranjero. Pero acá no había espacio. Era mucho mejor para estas cadenas trajeren producciones de afuera, subtitular o doblar en portugués, exhibir y vender a los espacios comerciales, generar audiencia para sus productos licenciados, ganar una buena plata y enviar para sus redes de afuera. Ellos no necesitaban de nuestro mercado en cuanto productores de contenido, solamente en cuanto consumidores. Por eso perdemos muchos talentos para el mercado internacional, era prácticamente imposible trabajar con animación “en casa”, produciendo contenido. Con publicidad siempre fue tranquilo, pero contenido, mucho más duro.

Hoy tenemos universidades, escuelas de animación, diversas productores por todo el brasil, no solamente para animación, pero de videojuegos también, que necesitaban de animación. Y las cosas comienzan a moverse de manera distinta. Aún no tenemos una industria consolidada de animación, de producción de contenido en Brasil. No hemos logrado producir, hacer publicidad, licenciar, vender, formar personas en una velocidad que permita al mercado sostenerse.

Estamos caminando poco a poco mientras luchamos por espacio con grandes corporaciones y producciones “multi-mega-tetra-millonarias” que vienen de afuera. Necesitamos mucho de conocimiento, apoyo y acción conjunta del tripié academia, poder público y industria (en esa parte no está solamente los que producen animación, es mucho más amplio, tenemos música, videojuegos, quienes licencian los juguetes, ropas, zapatos, etc) para un fortalecimiento regional y nacional. Tenemos trabajos increíbles siendo lanzados, pero necesitamos de más conectividad de la industria creativa como un todo para que no seamos solamente un polo, para que logremos ser una industria con verdadera fuerza internacional!

El 23º Florianópolis Audiovisual Mercosur tuvo el auspicio del Banco Regional del Desarrollo del Extremo Sur - BRDE, Fundo Setorial del Audiovisual - FSA, Agencia Nacional del Cine - Ancine, con realización de la Asociación Cultural Panvision, Muringa Producciones Audiovisuales, Secretaría Especial de la Cultura, Ministério de la Ciudadania, Pátria Amada Brasil, Gobierno Federal.
 

Parceiros