Entrevistas

Las mujeres pueden y deben estar en la dirección de fotografía, por Kike Krueger

Kike Kreuger tiene cuatro películas en el FAM 2019
Kike Kreuger tiene cuatro películas en el FAM 2019

Cristina Kreuger, o Kike, como le gusta que la llamen, es directora de fotografía e hizo su primera participación en el Florianópolis Audiovisual Mercosur – FAM como ponente en esta edición, trayéndoles a los alumnos del 3º Rally Universitario Floripa algunos inghts sobre dirección de fotografía y compartiendo un poco sobre sus experiencias en producciones de bajo presupuesto.

En esta edición de 2019, además de la conferencia, Kreuger es la responsable por la dirección de fotografía de tres cortometrajes seleccionados para muestras competitivas y la codirección de fotografía del largometraje invitado A Maravilha do Século, de Marcia Paraíso. En la muestra Cortos Catarinense hay dos producciones: Selma Depois da Chuva y Nas Curvas da Estrada, ambas con equipos compuestos mayoritariamente por mujeres, como nos consta en esta entrevista. En la Infantojuvenil está el documental As Quatro Estações.
Idealizadora de un taller de dirección de fotografía dirigida exclusivamente a mujeres, Kike le cuenta al FAM la importancia de tener más mujeres actuando en equipos de fotografía en el mercado catarinense y que es solamente una cuestión de creer que es posible.

Las películas del 23º FAM están siendo proyectadas en las salas del complejo Cine Show, del Beiramar Shopping, y las entradas pueden adquirirse en el sitio www.ingresso.com o en la boletería del cine.

El 23º Florianópolis Audiovisual Mercosur tuvo la inversión del Banco Regional de Desarrollo del Extremo Sur - BRDE, Fondo Sectorial del Audiovisual - FSA, Agencia Nacional de Cine - Ancine, con realización de la Asociación Cultural Panvision, Muringa Produções Audiovisuais, Secretaría Especial de Cultura, Ministerio de Ciudadanía, Patria Amada Brasil, Gobierno Federal.

FAM – ¿Esta es tu primera vez en el Festival como conferencista? ¿Cómo está tu expectativa al respecto?

Kike Kreuger – Sí, es la primera. Estoy un poco nerviosa porque uno nunca sabe si va a conseguir expresarse de manera clara, si va a ser válido para los alumnos y si lo que tengo para compartir va a hacer diferencia para el conocimiento de ellos. Pero es natural, después uno se va soltando y la cosa fluye.

FAM – ¿Qué esperas que se lleven de ese momento?

KK – Como el asunto es bien amplio, tuve que hacer un ejercicio pensando sobre qué podría decir en este tiempo sin que quedara por la mitad, pero que , al mismo tiempo, pudiera ser útil. No sé el nivel de conocimiento fotográfico de los alumnos, entonces opté por hacer una clase que hablara sobre dirección de fotografía y la creación estética, de cómo podemos pensar la imagen, cuáles son los recursos que la fotografía ofrece para que creemos un lenguaje, cómo uno puede analizar esto en otras películas y cuáles son las posibilidades de creación. También voy a traer sugerencias (y ahí voy a poner un poco de mi práctica) de cosas que aprendí en producciones de bajo presupuesto: cómo solucioné algunos problemas y algunas dificultades como tener poco equipamiento.

FAM – En noviembre vas a dar un taller de dirección de fotografía dirigida a mujeres. ¿Cuál es la importancia de esta orientación?

KK – Esta es la segunda vez que voy a hacer este taller. El primero fue muy bueno, a chicas les gustó mucho. Surgió como un estímulo de personas conocidas y acabó gustándome la idea, pues realmente existen realidades distintas. En San Pablo y en Río de Janeiro se ve una participación mucho mayor de mujeres en el departamento de fotografía, en la asistencia de cámara. Aquí, en Santa Catarina el mercado es menor, entonces siento que tiene una carencia un poco mayor. Y, en verdad, esa participación de la mujer es simplemente una cuestión de coraje, ya que no hay nada que le impida a una mujer ser asistente de cámara. Es simplemente una cuestión de creer que ella es capaz. Por eso, decidí hacer este taller: para que las mujeres se sientan más cómodas y más sueltas para meter mano en el equipamiento, para ver que no hay misterio, que no hay nada que las impida de seguir esa carrera. Es simplemente una cuestión de creer que es posible.

FAM – En esta edición del Festival tienes cuatro películas que están siendo proyectadas, tres cortometrajes en las muestras competitivas y un largometraje invitado. ¿Qué representa esto para ti?

KK – En verdad tengo tres películas en que hice la dirección de fotografía y uno en que hice la codirección de fotografía. Y es muy bueno. Una tía me llamó preguntando qué película le recomendaba ver y es muy difícil decir cuál me gusta más. Cada una tiene su estilo, su conflicto. Pero yo estoy muy feliz de poder participar del FAM de esta forma y ver que las cosas están sucediendo y de tener una ventana para mi trabajo. Uno tiene que pensar que todo lo que hacemos, en el fondo, es para ser visto. Si no es visto, no cumple el propósito. Y para mí eso es bien difícil, porque tengo bastante dificultad para exponer mi trabajo, de ver cómo el público lo va a recibir. Es algo que preciso trabajar a lo largo de la vida, pues uno se esfuerza, piensa, planifica y, a veces, las cosas pueden no salir bien. ¿Será que el público realmente va a sentir aquello que yo quería que sintiera?. ¿Será que conseguí transmitir lo que quería?
Estoy feliz también por el hecho del FAM estar sucediendo en este espacio que tiene tan buena calidad de proyección para que el público pueda tener una experiencia más impactante.

FAM – Una de las películas que hiciste la dirección de fotografía y que estás en el Festival es Selma Depois da Chuva. Esa película está teniendo una repercusión muy buena en festivales principalmente, los internacionales. En ese caso, ¿te parece que conseguiste transmitirle al público lo que querías?

KK – Me puse muy feliz con Selma, pues mi mayor experiencia a lo largo de estos años ha sido con cortometrajes, entonces la ficción todavía es un terreno en desarrollo. Tenía mucha inseguridad si lo que tenía pensado iba a dar bien, pero me di cuenta de una cosa en el cortometraje: por ser un proyecto menor, tuve la oportunidad de planear cada escena. Tuvimos más tiempo para ejecutarla y puede realmente prepararme para hacerla. Por más que tuviéramos siempre la cuestión presupuestaria (de tener que trabajar con poco equipamiento, con una luz que no era la ideal, con la cámara que no era la ideal), me parece que el hecho de habernos realmente sentado y diseñado escena por escena, y construido una estética, hizo con que la película tuviera cuerpo y que el espectador realmente sintiera lo que yo quería que sintiera. Porque todo fue muy planificado. Creo que el éxito viene de ahí. Por lo menos en la parte de la fotografía.

FAM –Selma también trae esa característica de valoración del trabajo de la mujer, pues el equipo de la película fue intencionalmente compuesto en su mayoría por mujeres...

KK – Nas Curvas da Estrada también tuvo un equipo mayoritariamente femenino. Es una película que trata de conflictos femeninos, entonces la directora tuvo esa iniciativa. Ella dijo: si voy a hacer una película sobre el coraje de la mujer que sea una película hecha por mujeres. Y fue increíble. Fue la primera experiencia que tuve solamente con mujeres y fue perfecta. No faltó nada. Fue realmente muy bueno.

El 23º Florianópolis Audiovisual Mercosur tuvo el auspicio del Banco Regional del Desarrollo del Extremo Sur - BRDE, Fundo Setorial del Audiovisual - FSA, Agencia Nacional del Cine - Ancine, con realización de la Asociación Cultural Panvision, Muringa Producciones Audiovisuales, Secretaría Especial de la Cultura, Ministério de la Ciudadania, Pátria Amada Brasil, Gobierno Federal.




Parceiros