Entrevistas

Un universo masculino tóxico en el boliviano El Río boliviano

Juan Pablo Richter estará en la sesión este jueves
Juan Pablo Richter estará en la sesión este jueves

El Río, escrito, produzido e dirigido por Juan Pablo Richter, una coproducción de Bolívia y Equador que abre la Muestra Longas Ficción del FAM 2019 en la noche de este jueves, 26, aborda un universo masculino de competitividad y violencia, en lo cual las principales víctimas son las mujeres. En la historia, Sebastián va para la ciudad donde su padre vive con una joven amante, Julieta, en el borde del Río Mamoré, frontera con el Brasil. El precisa integrarse a ese contexto, pero acaba por enamorarse de la jóven. Las sesiones son a las 20h50 y 21h10 en el Cine Show do Beiramar Shopping.

FAM - Como empezó a desarrollarse la historia de la cinta? Como una película que aborda asuntos como el machismo y la violencia contra las mujeres repercutió en Bolívia?

Juan Pablo Richter - El año 2012 era productor de un programa de noticias para adolescentes y niños y me toco hacer la cobertura sobre la desaparición de una niña de 14 años en la ciudad de La Paz; a partir de este hecho se descubrió una red enorme de tráfico de niñas. Desde ese momento que comencé a darle vueltas a la idea de hacer una película que observe el comportamiento tóxico masculino; el siguiente paso fue volcar la historia hacia un contexto muy personal... era importante entender que yo también soy parte de este problema así que se hizo imprescindible mirar a mi familia, a mi herencia de comportamiento y a mi comportamiento aprendido. Así comienza el proceso de escritura de El Río, que se extiende desde noviembre de 2012 hasta diciembre de 2015.

Bolivia, como la mayoría de los países latinoamericanos, tiene mucho que trabajar en todo lo que concierne a la equidad de género y derechos de las mujeres, especialmente niñas y adolescentes; sobre todo en la parte que resguarde y garantice su seguridad. La película lo único que busca en enfocarse en cómo el comportamiento masculino tóxico sigue afectando a este tema, sin importar la clase social.

FAM - Que representan el Río Mamoré y las cuestiones ambientales en el filme, especialmente ahora, en que la floresta amazónica, también en Bolivia, ha sufrido quemados y devastación.

Richter -
Esta película es un homenaje personal hacia el lugar de donde vengo y también una observación sobre la naturaleza de las cosas; siento que en la historia los personajes se ven envueltos todo el tiempo en una fuerza que no pueden controlar y que, al final, es quien decidirá el curso de sus vidas. Ya sea permitiéndoles escapar o abrazándolos en la profundidad de las aguas.

El Río Mamoré es el más grande e importante de mi país, conocido por su agresividad y profundidad y, sin duda, el personaje más importante de esta historia.

En relación a los acontecimientos actuales y a las amenazas que sufren nuestros espacios naturales, espero que la película simplemente permita recordar que la naturaleza es mucho más fuerte que nosotros; ella no nos necesita, nosotros necesitamos de ella y será ella quién decida finalmente el destino de nuestra especia. El Amazonas es el espacio natural mas importante del planeta y somos afortunados de vivir tan cerca; le debemos un respeto y agradecimiento eterno y profundo que debemos expresar a través de una relación consciente, respetuosa y de entrega hacia ella.

FAM - Puedes destacar aspectos de la coproducción Bolívia y Equador en esta cinta?  

Richter -
Fue un proceso muy bueno, trabajamos con Isabella Parra de Caleidoscopio Cine, una productora muy importante de Ecuador; nos conocimos en el Foro de Coproducción de San Sebastián y comenzamos a trabajar allí.
En 2015, recibimos el fondo a la coproducción minoritaria del Fondo de Cine del Ecuador

En el equipo, contamos con Juan José Luzuriaga como Director y Postproductor de Sonido; Tamara Navas, reconocida actriz en su país, hizo el papel de la abuela de Julieta y las bandas ELIA y Polvo colaboraron en la musicalización. La verdad es que ha sido un placer y una alegría enorme coproducir con Ecuador porque su aporte fue imprescindible para fortalecer el proyecto y la película.

FAM - Cómo está el panorama para las producciones audiovisuales en Bolívia?

Richter
- La producción de películas viene creciendo de un tiempo a esta parte; entre 2017 y 2020 se exhibirán unas 30 películas, aproximadamente, lo cual es muchísimo considerando los años anteriores. Ahora mismo contamos con una nueva ley de cine que tiene contemplada la existencia de un fondo de fomento para la producción y esa es una noticia muy buena para la cinematografía que vendrá en el futuro.

También el Programa de Intervenciones Urbanas del Ministerio de Planificación de Bolivia está colaborando con el fomento para el desarrollo, producción, postproducción y distribución de unas 50 películas; esperemos que este programa siga trabajando por mucho tiempo.

FAM - Que piensas tu de un festival como el FAM, com la característica de integración de cinematografías de los países vecinos?

Richter -
Es la primera vez que voy al festival! Estoy muy feliz y agradecido por la invitación y por conocer Florianópolis. Estoy seguro que el FAM es un excelente espacio de integración e interacción entre cineastas que seguro aportará mucho en el fortalecimiento de los proyectos y las redes de trabajo.

El 23º Florianópolis Audiovisual Mercosul tiene el auspicio del Banco Regional del Desarrollo del Extremo Sur - BRDE, Fundo Setorial del Audiovisual - FSA, Agência Nacional do Cinema - Ancine, con realizacióm de la Asociación Cultural Panvision, Muringa Produções Audiovisuais, Secretaria Especial da Cultura, Ministério de la Ciudadania, Pátria Amada Brasil, Gobierno Federal.




Parceiros