Entrevistas

El cine como experiencia colectiva jamás se morirá, dice Celso Sabadin


El periodista y crítico de cine Celso Sabadin va a lanzar su libro de História do cinema para quem tem pressa [Historia del cine para quien está con prisa] (Valentina, 2018), en Florianópolis, el próximo 23, durante el 22º Florianópolis Audiovisual Mercosur – FAM 2018, que se realizará del 19 al 24 de junio en el Centro de Cultura y Eventos de la UFSC. En el libro, Sabadin resume en 200 páginas una larga y rica trayectoria iniciada con los hermanos Lumière, en el siglo 19, hasta los días de hoy.

En la entrevista abajo, Sabadin cuenta cómo fue el origen del libro y cómo hizo para no dejar afuera hechos y personajes importantes de esa historia:

Pregunta - Cinéfilo de larga data como eres, ¿por qué demoraste tanto para hacer un libro como este, en contraste con el título de la obra?
Celso Sabadin -
Así es, cinéfilo y crítico de cine, tengo que ver tantas películas que no me da el tiempo para escribir tanto como me gustaría. En verdad, la idea surgió cuando estaba corriendo, con prisa, en un aeropuerto, yendo de un festival para otro (no recuerdo cuáles) y vi en una librería la colección "Para quem Tem Pressa", que tiene varios títulos sobre Historia. Anoté la dirección de la editorial Valentina y, con la mayor cara de piedra les propuse escribir História do Cinema para quem tem Pressa. Aceptaron. Felizmente tuve un plazo bueno (cerca de un año y medio aproximadamente) para poder hacer un buen trabajo... sin prisa. Quien está con prisa, aquí, es el lector, no el autor.

Pregunta - Con una historia tan rica como la del cine, ¿cómo has hecho para lidiar con el riesgo de dejar afuera algo fundamental en esa trayectoria desde los Hermanos Lumière?
Sabadin -
Me sentí planeando una gran fiesta sabiendo que no cabrían todos los invitados, que tendría que dejar a algunos afuera. La opción fue priorizar el proceso histórico, la manera por la cual las diferentes escuelas estéticas, artísticas y políticas del cine se sucedieron de la forma que se sucedieron, siempre contextualizando con el momento histórico. La Historia del Cine no está aislada del resto de las Historias, no camina sola, y la idea fue contar, de forma contextualizada, cómo todo pasó desde el principio hasta hoy. Obviamente, los impresionistas alemanes, por ejemplo, no se reunieron de repente en un cafetín y dijeron: "¿Vamos a crear el Impresionismo Alemán hoy?" Todo tuvo su tiempo y motivo para suceder, y fue a partir de ahí que desarrollé la estructura del libro.

Pregunta - ¿Cuáles fueron las películas y los cineastas más importantes para tu formación como crítico de cine?
Sabadin -
Es difícil decirlo. Siempre fui un bicho de cine, miraba de todo, desde los dibujitos de Tom & Jerry que mi abuelo me llevaba a ver (al cine, ¡en la pantalla grande!), hasta todos los europeos y orientales intelectuales que pasaban en mi adolescencia en el Cine Belas Artes de San Pablo, pasando por Jerry Lewis, dibujos de Disney (todo en la pantalla grande), hasta los antiguos "films noir" que veía a la noche, en las repeticiones de la tele, con mi padre diciéndome quién era Humphrey Bogart, James Cagney, etc. Creo que eso acabó dándome una visión diversificada del cine, sin prejuicios, tratando de ver lo mejor que existía en cada género, en cada película.

Pregunta - Del cine brasileño, ¿qué personalidades no podrían faltar de ninguna manera en el libro?
Sabadin -
En términos de Brasil, como el libro traza un panorama mundial, resalté los momentos en que el cine brasileño consiguió proyección internacional, principalmente el movimiento Cinema Novo y la fase de la Retomada, en el cambio del siglo 20 al 21. Pero ya está en los planes un libro específico sobre la Historia del Cine Brasileño, que es mucho más amplia y rica de lo que la mayoría de las personas cree.

Pregunta - Y el futuro del cine, con los nuevos modos de proyección y las formas de compartir, ¿para qué camino apunta?
Sabadin -
Creo que lo más importante no es saber "dónde" veremos las películas en el futuro (si en pantallas grandes o pequeñas, en celulares o tabletas, etc), sino "con quién". Nada supera la experiencia de ver las películas en conjunto, con colectividad, al lado de otras personas, sintiendo reacciones y calores humanos. La extrema individualización de las costumbres que vivimos hoy es perjudicial a las relaciones humanas; por eso, me parece que el cine, como experiencia colectiva, jamás se morirá.

 El 22º Florianópolis Audiovisual Mercosur tiene el patrocinio del Funcultural, Fundación Catarinense de Cultura, Secretaria del Estado de Turismo, Cultura y Deportes, Gobierno del Estado de Santa Catarina, del Banco Regional del Desarrollo del Extremo Sur – BRDE - , Fondo Sectorial del Audiovisual – FSA -, Agencia Nacional de Cinema - Ancine - , con apoyo de la Secretaria de Cultura y Arte de la Universidad Federal de Santa Catarina y realización Asociación Cultura Panvision, Muringa Producción Audiovisual, Ministerio de Cultura y Gobierno Federal.

 

Apoio