Entrevistas

El simbólico y cuestionador Açúcar


El largo Açúcar es la película invitada en la apertura de la Muestra de Largos Mercosur. Escrito, dirigido y producido por la pareja Renata Pinheiro y Sérgio Oliveira, explora temas polémicos, como las oligarquías conectadas a la industria de la caña de azúcar, esclavitud y racismo, religión y relaciones laborales. Los dos hablan de estos aspectos en la entrevista.


FAM 2018 - ¿Cómo fue abordar estas cuestiones, especialmente en este momento político del país?


Renata Pinheiro - Pensamos la película porque parte de mi familia posee tierras donde realmente existió trabajo esclavo en la producción de azúcar. Yo pasaba las vacaciones allí y me inquietaba con esa historia pesada de ahí, quería recurrir a ese tema en una obra. Es algo que necesita ser revisitado, el tema no está agotado, se relaciona con la crisis actual, inclusive de los combustibles, con el papel de los ingenios de azúcar y alcohol pueden representar. Elegimos, como directores, el punto de vista de la casa grande, pero salimos de esa zona de confort para mostrar nuestra mirada sobre esa sociedad oligárquica. Açúcar fue rodado en 2014, era otra realidad, había ascensión de los movimientos culturales, sociales, de las minorías, y gran incentivo a la cultura. Creamos dos finales para la película, con diferentes posibilidades de quien ganaría, los blancos o los negros. En el montaje, quedó el final que es más acorde con la realidad brasileña.
Sérgio Oliveira - La película sucede en una región fundacional del Brasil, tanto cultural como socialmente, la región de la caña de azúcar. Nació de un sueño de Renata, de una mujer en un barco a vela en medio de un mar de azúcar. Comenzamos a hacer la película a partir de eso, una imagen fuerte que retrata la historia de Brasil colonizado por la esclavitud y su contexto. Filmamos con recursos propios y ganamos un concurso del Canal Curta, que adquirió la película, y un pequeño recurso del Fondo Sectorial del Audiovisual para finalizar la obra.


FAM 2018 - ¿Cómo la película ha sido recibida? ¿Cuál es la trayectoria de la misma?


Sérgio
- Iniciamos la carrera en el Festival de Rio, después el debut internacional fue en Rotterdam este año, un gran logro para nosotros, además de la proyección en la Janela do Cinema de Recife. Ganamos también el premio de la crítica en el Festin Lisboa, el festival de lengua portuguesa de cine.
Renata - Todas las sesiones tuvieron la sala llena y debates después. Tuvimos una sorpresa después de Rotterdam, en uno de esos debates estaba una artista y activista negra norteamericana, Ellen Gallagher, que invitó a la película a participar de una exposición suya en Los Angeles. Açúcar fue el título de la exposición y la película fue la pieza principal, y esto sucedió durante el mes del orgullo negro. Ella entendió la película como un gran cuestionamiento de la sociedad, del privilegio blanco delante de los negros y descendientes de ascender socialmente, que se repite en varios países. Es un tema bastante polémico en Brasil y no existe una sola lectura de la película. Fue un gran regalo y una afirmación de que nuestro discurso está por el buen camino.


FAM 2018 - ¿Pueden hablar de otros aspectos de la producción y también de la relación con otros actores?
Maeve Jenkins ya trabajó con ustedes en Amor, Plástico e Barulho, ¿cómo fue la elección de ella como protagonista?


Sérgio - Contamos con la cooperación del equipo, la película fue bancado por nosotros, y el nivel técnico del equipo era bastante acertado. La película rodada por una urgencia artística nuestra, porque el ingenio estaba por caerse, lo que sucede después, y teníamos la necesidad de ambientar algo en ese lugar. Ahí vino el sueño que avaló el guion.
Renata - Filmamos en 14 días, con un equipo mínimo, todos hospedados juntos, fue una zambullida en ese universo. Desde el principio visualizamos a Maeve como protagonista, parecía alguien que había vivenciado aquello. Captó toda el alma de aquel espacio. Un personaje conflictivo, difícil, de mucho silencio y Maeve en parte sostiene el largometraje con poquísimas palabras. Ella tiene mucho orgullo de esta película, ha participado de la carrera en festivales y señalado asuntos muy interesantes.


FAM 2018 - Estuvieron con su película Amor, Plástico e Barulho abriendo el FAM, en 2014. ¿Qué esperan de la sesión? ¿Cómo es su relación con el festival?


Renata
- Estoy feliz de abrir el FAM, espero que la película encienda el festival, las personas salen de la sesión con grandes cuestionamientos y es eso que tenemos que llevar a las pantallas, es importante para la maduración de nuestra sociedad. Espero que podamos contribuir para ese debate que el festival indirectamente propone. Necesitamos darle continuidad a los festivales, formar público crítico, que es la función de los festivales.
 

 El 22º Florianópolis Audiovisual Mercosur tiene el patrocinio del Funcultural, Fundación Catarinense de Cultura, Secretaria del Estado de Turismo, Cultura y Deportes, Gobierno del Estado de Santa Catarina, del Banco Regional del Desarrollo del Extremo Sur – BRDE - , Fondo Sectorial del Audiovisual – FSA -, Agencia Nacional de Cinema - Ancine - , con apoyo de la Secretaria de Cultura y Arte de la Universidad Federal de Santa Catarina y realización Asociación Cultura Panvision, Muringa Producción Audiovisual, Ministerio de Cultura y Gobierno Federal.


 

Apoio