Entrevistas

Tema y protagonismo feminino en Mulher do Pai

La directora y guionista Cristiane Oliveira
La directora y guionista Cristiane Oliveira

Mulher do Pai, primer largo de la gaúcha Cristiane Oliveira, es la película invitada de la Muestra de Largos Mercosur del FAM el miércoles 21. Al día siguiente, se estrena en los cines del país. Con una temática femenina y la mayor parte del equipo formado por mujeres, cuenta la trayectoria de la adolescente Nalu (Maria Galant), que, tras la muerte de su abuela, precisa cuidar de Ruben (Marat Descartes), el padre ciego. Los dos viven una relación distante hasta la llegada de una profesora uruguaya (la actriz Verónica Perrota). Al mismo tiempo, la joven vive el dilema entre ser tejedora como la abuela o buscar una nueva vida lejos de donde vive, una comunidad en la frontera de Brasil con Uruguay.

Cristiane hizo el guion, fue asistente de dirección y produjo los largos Nove crônicas para um coração aos berros y Uma dose violenta de qualquer coisa, dirigidos por su marido, Gustavo Galvão. Ella dictará un taller gratuito de guion y dirección en el FAM también este miércoles.

El FAM 2017 tiene el auspicio de Funcultural/Fundación Catrinense de Cultura, Secretaría de Estado Turismo, Cultura y Deportes, Gobierno del Estado de Santa Catrina, de Petrobrás y del Gobierno Federal, con apoyo de la Secretaría de Cultura y Arte de la Universidad Federal de Santa Catarina y realización de la Asociación Cultural Panvision.

Pregunta -Como guionista, ¿qué historias te atraen y qué te llevó a escribir y Mulher do Pai?
Cristiane Oliveira -
La motivación inicial para escribir Mulher do Pai vino de un sentimiento personal. La perplejidad delante de un sentimiento nuevo, con lo cual no sé bien como lidiar, es lo que me mueve a escribir, En el caso de Mulher do Pai, fue una sensación extraña que sentí al aceptar la amistad de mi padre en la adolescencia. Me di cuenta que ser hijo y ser padre son cosas que se aprenden, no se compran hechas. El interés en trabajar una relación padre-hija se unió a algo que percibí durante la investigación para mi primer cortometraje: la angustia de perder la memoria visual.

El corto (Messalina, 2004) se trataba de un personaje ciego y me involucré con deficientes visuales para crear el universo de la película. Es común que nos olvidemos la imagen de las cosas y nos inquietamos cuando ya no recordamos más el rostro de alguien querido, por ejemplo. Pero una foto, un video o incluso poder rever de hecho nos hace rememorar y alivia esa falta. Una persona que pierde la vista no tiene más ese recurso. Fue ahí que me pregunté: ¿y si alguien le describiera todos los detalles, amenizaría esa angustia? La relación que un ciego tiene con quien le describe el mundo es de una confianza y cercanía tan grandes como a una hija le gustaría tener con el padre. Fue así que los dos asuntos se conectaron ¿Cómo sería para una hija describir el mundo al padre ciego?

La construcción de esa intimidad es la base de la película. Construir la intimidad en la pantalla es como permitir que los personajes se saquen las máscaras delante del espectador. Me gusta eso. Siempre tuve curiosidad en saber como las personas son en la intimidad, es un misterio que me intriga cada vez más. La imagen que las personas crean de eso hoy en la redes sociales es un recurso que hace a la intimidad algo aun más valioso para mí.

Pregunta -¿Cómo fue la elección de los actores?
Cristiane -
Como la protagonista de la película era la adolescente Nalu, que está interpretada por Maria Galant, ella fue la primera a ser elegida. A partir de ahí elegimos los actores que coprotagonizan con ella, porque precisábamos montar una familia, elegir personas que trajeran la credibilidad de que ellos podrían ser parientes o amigos. Para el personaje del padre hice una búsqueda entre 70 actores en la franja de edad pretendida, nos quedamos con 5 nombres que tendrían semejanza física con Maria. De esos, elegimos 3 para hacer la prueba de video junto con ella. Marat fue el elegido al final no solo porque tiene una semejanza física con ella sino también por su experiencia en cine: cuando el fue a hacer la prueba de video, él ya era Ruben. El primer contacto con Maria fue vendado, hicimos la escena en que el padre toca el rostro de la hija por primera vez. La energía fue tan fuerte entre ellos Maria salió del ejercicio con los ojos llenos de agua, por la carga emocional que él le transmitió.

Pregunta - ¿Cómo fue para ti tener tanto reconocimiento ya en el desarrollo de la película y después, en el festival de Río y en Berlín?
Cristiane - T
ener el proyecto seleccionado en la fase de desarrollo para el Premio Santander Cultural, para el taller Produire au Sud (Nantes, Francia) y para el Talent Project Market, del Festival de Berlín (donde ganamos el premio VFF Talent Highlight) fue muy importante para establecer lazos con el mercado internacional. Más allá de esto, tener una mirada de fuera, en consultorías que recibimos en estos eventos, traje cuestiones importantes para que llegaramos al rodaje con un guion enjuto y lapidado. El reconocimiento en festivales es siempre una sorpresa y una alegría, pues hacer una película es un disparo en la oscuridad, nunca sabemos como será recibido.

Pregunta -Cuéntanos un poco sobre los aspectos de la producción y la coproducción con Uruguay.
Cristiane -
La película fue rodada en cuatro semanas pero tuvo una preparación larga, buscando desde 2014 una integración plena con la población de la Villa de San Sebastián, que nos acogió muy bien para las filmaciones que sucedieron en mayo de 2015. Con más de 200 habitantes, sin hotel o farmacia, la receptividad de la villa fue determinante, pues nos alojamos en casa de los lugares y más de 40 hombres y mujeres de la zona trabajaron en la película. La coproducción con Uruguay comenzó con mi amistad, desde festivales de cortos a comienzos del 2000, con el productor y director Diego Fernández. Podríamos apenas contratar tres actores uruguayos, como el guion pedía, no obstante la coproducción con su productora, la Transparente Filma, nos posibilitó mucho más. Tuvimos un importante equipo uruguayo, que agregó mucho al resultado estético de la película, como Gonzalo Delgado (director de arte de la película “Whisky”) y Raúl Locatelli (técnico de sonido de la película “Luz Silenciosa”), entre otros.

Pregunta - ¿Normalmente realizas talleres como el del FAM? ¿Qué has observado en las personas que quieren escribir y realizar sus películas?
Cristiane -
Es el primer taller de este tipo que realizaré, pero conversando con profesores de cine he observado que hay un interés grande hoy en producción de series para TV e Internet. Me parece importante que inclusive en esas producciones no se pierda de vista el cine como el " lenguaje audiovisual" que dio origen a todas las otras. No como algo determinista, sino como una base sólida para quien quiera ir más allá.

Pregunta - ¿Cuáles son tus actuales proyectos?
Cristiane -
Actualmente preparo otros dos proyectos de largos que fueron premiados en los concursos de desarrollo Prodav 05 do FSA  y de proyectos Brasil-Italia (Ancine-CSC). El primero ganó el concurso de producción del BNDES, garantizando parte de su presupuesto, el segundo está aún en fase de investigación y guion.

Apoio