Entrevistas

Retrato de perros y hombres olvidados

Luciano Cáceres y Pablo Pinto en Corralón
Luciano Cáceres y Pablo Pinto en Corralón

Corralón, película del argentino Eduardo Pinto, se exhibirá el jueves, día 22, en la Muestra Largos Mercosur del FAM 2017. Filmado en Moreno, suburbio de Buenos Aires donde nació el director, cuenta la historia de dos grandes amigos, Juan e Ismael, interpretados por Luciano Cáceres y Pablo Pinto, respectivamente, que trabajan en un galpón de materiales de construcción. Mientras entregan cemento, arena y ladrillos en casas de ricos y pobres de la zona, comparten las asperezas del trabajo, los sueños no realizados y el alcohol.

Un día, se encuentran con un cliente diferente, que los trata con humillación, desencadenando una serie de acontecimientos que vuelven a Corralón una de las grandes sorpresas del cine argentino en 2017. Segundo Eduardo Pinto, realizador también de Caño Dorado (2009) y Buen Día, Día (2010), la película es una metáfora de la sociedad actual: “Corralón es el perímetro que cerca cada hombre”, dice.

El Florianópolis Audiovisual Mercosur se realizará entre los días 20 y 25 de junio en el Centro de Cultura y Eventos de la UFSC, en la Capital. El FAM 2017 tiene el auspicio de Funcultural/Fundación Catrinense de Cultura, Secretaría de Estado Turismo, Cultura y Deportes, Gobierno del Estado de Santa Catrina, de Petrobrás y del Gobierno Federal, con apoyo de la Secretaría de Cultura y Arte de la Universidad Federal de Santa Catarina y realización de la Asociación Cultural Panvision.

Abajo, una entrevista com el diretor Eduardo Pinto:

Pregunta - ¿De qué trata Corralón? ¿Cómo surgió la idea para la película?
Eduardo Pinto -
Corralón habla de la amistad entre los protagonistas y de la discriminación y división de la sociedad argentina. Corralón muestra la famosa grieta entre las clases sociales y como la locura puede aparecer en seres sanos y normales, una locura ingenua y violenta a la vez, una locura sin limites. Una locura que intenta ajusticiar y reeducar a los insensibles, de la forma equivocada, es verdad. De un lado todo, del otro nada. Si hay dos lados hay conflicto. La idea nace, a partir de imágenes que fui viendo en Buenos Aires. Casas tapiadas, selladas con ladrillos para que nadie pueda ingresar. Siempre pensé: ¿Que hay del otro lado? La idea de estar atrapados, en corrales, como animales siempre me dio vueltas en la cabeza. La sociedad capitalista necesita que estemos acorralados. Que no salgamos jamás de esos limites impuestos por el sistema. La película rompe esos limites. Los personajes rompen esos limites.

Pregunta - Usted filmó en Moreno, su ciudad natal. ¿Ya tenía esto en mente cuando inició la producción?
Pinto -
Para mi fue muy importante volver a filmar en mi ciudad natal, de alguna forma fue volver a la libertad absoluta. Mi primer corto metraje lo filme en Moreno, no sabia usar la cámara, no sabia poner foco, pero pude filmar una película libre y verdadera, ahora después de muchos años regrese a filmar con esa misma libertad. Improvisamos escenas increíbles con Luciano Cáceres y Pablo Pinto, como si se tratase de un juego. Volver a filmar en mi ciudad fue recuperar la libertad de la ignorancia, de lo desconocido. Filmar en Moreno le dio una identidad muy fuerte y verdadera a la película.

Pregunta - Hay una clara opción estética en la película al elegir el blanco y negro y la música marcante en torno a los personajes Juan e Ismael. ¿Podrías comentar el por qué de esa elección?
Pinto -
La historia rozaba tonos de actuación muy peligrosos, el blanco y negro me ayudaría a controlar esos tonos. Me interesaba el blanco y negro para retratar el invierno. Los cielos nublados, los grises y negros profundos. Pocos blancos. Es una historia oscura. La música en mis películas cumple un rol fundamental. Amo la Música y la que hace Axel Krygier. Su trabajo es increíble. La música sale del alma de los personajes, sale como un ladrido profundo y desgarrador, es la voz de Juan, Juan habla muy poco, la música lo acompaña. En el inicio de la película la música vira a la comedia la caminata de Ismael, nos relaja, después nos estremece hasta la oscuridad misma. Música y fotografía, componen un frente muy poderoso en Corralón.

Pregunta - ¿Hasta qué punto la película sirve como una metáfora de la sociedad argentina actual?
Pinto -
La película es una metáfora de lo que está pasando en la sociedad argentina y latinoamericana. Sociedades individualista, egoístas, el que no tiene no es. La sociedad capitalista es una sociedad insensible. Estos personajes reaccionan. La idea de que los animales poseen más sensibilidad que los hombres, me parece interesante. Un retroceso importante. En Buenos Aires la gente sufre por los perros abandonados en las calles, pero junto a esos perros hay hombres olvidados, que nadie los ve. Solo ve a los perros.

 

Apoio